Bosques de Brañosera – Montaña Palentina

Bosques para perderse en España.

Turismo entre árboles encantados.

11-feb-2010 Salvador Hernáez

España es un país rico en especies forestales y con una importante superficie de bosque, pero sólo un 3 por ciento es arboleda tan densa como para perderse en ella.

Aunque podamos pensar lo contrario por el poco respeto que muchos conciudadanos dedican a nuestros árboles, España es el país de Europa más rico en especies forestales, con la excepción de Rusia y los países escandinavos. Existen 105 especies diferentes de árboles autóctonos, aunque sólo 80 especies forman bosques propiamente dichos. Según el Inventario Forestal español poseemos más de diez millones y medio de hectáreas de superficie arbolada, pero si excluimos los cultivos forestales y la baja densidad de arbolado, sólo un 3 por ciento de nuestro país puede considerarse bosque denso en el que podamos realmente perdernos.

Bosques de Galicia y Asturias

  • Las Fragas do Eume (La Coruña). Uno de los mejores bosques atlánticos de Europa con especies endémicas de gran importancia, aunque el árbol predominante es el roble, seguido por el abedul, el sauce y el aliso.
  • Bosque de Somiedo (Asturias). Muestra de los ecosistemas de la Cordillera Cantábrica. Uno de los últimos refugios del oso pardo en nuestro país y hábitat de una abundante fauna de aves y mamíferos. Parque Natural de casi 30.000 hectáreas que abarca los maravillosos lagos a los que se accede desde Pola de Somiedo.
  • Bosque de Muniellos y Hayedo de Hermo (Asturias). Uno de los paisajes boscosos más impresionantes de España, formado por el espeso robledal de Muniellos y el hayedo que rodea el Monasterio de Hermo y el río Narcea hasta las fuentes del mismo, que harán las delicias de cualquier gnomo que se precie.

Bosques de Cantabria y Navarra

  • Hayedo de Saja y Robledal de Ucieda (Cantabria). Bosque de leyendas donde los haya, el Hayedo de Saja, un Parque Natural que abarca 7.000 hectáreas, es sin duda uno de los más bellos de España. Por otra parte, la cuenca del río Bayones en Ucieda es uno de los pocos ejemplos que quedan en la Cordillera Cantábrica de los antiguos y sagrados bosques de robles que se talaron para convertir esa superficie en pastos.
  • Señorío de Bertiz (Navarra). Aunque se trata de un bosque ajardinado con numerosas especies arbóreas introducidas, posee más de 2.000 hectáreas de frondosa vegetación declarada actualmente Parque Natural.
  • Bosque de Irati (Navarra). Un espléndido bosque de hayas que se compacta en una de las más grandes masas forestales del país. En esta Reserva Integral abundan las hayas y abetos de más de 40 metros de altura.

Bosques de Aragón y Cataluña

  • Ordesa y Monte Perdido (Huesca). Todo un Parque Nacional, donde se encuentran glaciares y extensos bosques con un excelente estado de conservación. Lo más destacable de estos bosques y riscos es sin duda su fauna, entre la que destacan los escasos bucardos y el quebrantahuesos.
  • Montseny (Barcelona). En las sierras litorales catalanas se encuentra peculiares bosques de tipo tanto mediterráneo, como atlántico y subalpino: encinares, robledales, hayedos, enebros rastreros, castaños y coníferas.
  • Puertos de Beceite (Tarragona, Castellón, Teruel). Uno de los bosques mejor conservados de nuestro país, según ADENA. Está formado por encinas, pinos carrasco, laricio y silvestre e incluso pequeñas masas de haya.

Bosques de Castilla y León y Madrid

  • Bosques de los Picos de Europa (León, Asturias). Tanto en el concejo asturiano de Ponga (Bosque de Peloño), como en la zona leonesa del Desfiladero de los Bayos (Sajambre), o en los accesos a la Garganta de Cares (Vegabaño, Caín), la montaña guarda impenetrables bosques de hayas y robles de espectacular belleza.
  • Bosques de Brañosera (Palencia). Tanto la Pernía, Salcedillo, como el Valle de Santullán y la Canal de Brañosera, son bellos rincones de la montaña palentina que conservan espesos bosques de robles y hayas por donde corretean osos y urogallos.
  • Bosque de Valsaín (Segovia). Uno de los bosques mejor conservados de la Sierra de Guadarrama que abarca por el norte desde Navacerrada hasta la Granja de San Ildefonso y por el oeste hasta el valle y Puerto de Fuenfría.
  • Tejera Negra y Montejo de la Sierra (Segovia, Madrid). Una de las escasas manchas de hayedos que quedan en el Sistema Central, como las del Puerto de la Quesera en Segovia y las de Montejo de la Sierra en Madrid.

Bosques de Extremadura y Castilla La Mancha

  • Castañar de Hervás (Cáceres, Salamanca). Aunque se trata de una especie introducida por el hombre, hoy es posible ver ejemplares de grandes dimensiones en un entorno de enorme belleza.
  • Monfragüe (Cáceres). No sólo por sus valores ornitológicos, sino por constituir una de las principales reservas de vegetación mediterránea, el Parque Natural de Monfragüe merece la pena ser visitado.
  • Bosques del Alto Tajo (Guadalajara). Una de las más extensas y tupidas zonas de pinares negro y silvestre de España, aunque en los cauces fluviales pueden contemplarse tilos, avellanos, arces, olmos, tejos y acebos.

Bosques de Andalucía

  • Sierra de Segura (Jaén). Junto con la Sierra de Cazorla y las Villas forma uno de los Parques Naturales más extensos de España. Aquí aún es posible perderse en una densa masa de árboles (especialmente pinos laricios) que suponen una de las zonas de riqueza botánica más importantes de España.
  • Los Alcornocales y la Sierra del Aljibe (Cádiz, Málaga). Aunque el espectacular alcornoque es el árbol rey de estos bosques, en sus canutos, los barrancos que forman los torrentes gozan de un microclima en los que se desarrollan umbrías alisedas con rododendros, reliquias del terciario.
  • Pinsapares de Grazalema y Sierra de las Nieves (Cádiz, Málaga). Tanto la Sierra de Grazalema como la Sierra de las Nieves, declarada Reserva de la Biosfera, contiene grandes masas arbóreas de pinsapo, un tipo de abeto que en Europa sólo se encuentra en algunas sierras de Andalucía.
  • Sierra Morena (Jaén, Córdoba, Sevilla, Huelva). Esta gran franja de territorio andaluz que abarca desde Jaén hasta Huelva está formado por suaves pendientes y está protegida por Parques Naturales en prácticamente toda su extensión.

Bosques de Canarias

  • Bosque de El Canal y los Tiles (La Palma, Tenerife). En la Isla de la Palma se encuentra este masa de laurisilva de 500 hectáreas declarada reserva de la Biosfera.
  • Parque Nacional de Garajonay (La Gomera, Tenerife). Declarado Patrimonio de la Humanidad, los restos de bosques del terciario, denominadas laurisilvas, que aguantaron las épocas glaciares del Cuaternario, sólo se conservan en las islas atlánticas, como este espectacular bosque de la Gomera, donde pocas veces penetra el sol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *